Una casa vacacional desocupada no es un activo monetario, es un riesgo que puede menguar su patrimonio durante una recesión, un desastre natural, o tan solo con los costos de mantenimiento, vigilancia y los daños que pueden ocurrir.

En Cevoya creemos que las casas vacacionales deberían ser generadoras de ingresos para sus propietarios y que los mismos dueños deberían de disfrutar de sus casas como si fueran huéspedes que pagan.

Nuestros Concierges dedicados tienen todo el entrenamiento necesario para brindar una experiencia de 5 estrellas a los huéspedes que pagan por estar en su propiedad. Y cuando es usted mismo el que ocupa la casa, también le darán el mismo nivel de servicio y dedicación.

Su propiedad y pertenencias siempre estarán seguras bajo nuestro cuidado, y los huéspedes pagarán las más altas tarifas en el destino, dejando las mejores reseñas en las plataformas de reserva. Todo esto mientras la comunidad local se beneficia de la generación de empleos y la difusión sobre el destino que usted eligió para su segundo hogar.

Before meeting Patrick and his team, I was about to close my hotel business. They gave me back my life!